A pesar de que nosotros siempre recomendamos llamar a un fontanero para la reparación de las averías, hay que tener en cuenta que algunas averías no necesitan de forma urgente la presencia de un fontanero ya que se pueden realizar unos pequeños trucos de fontanería. Eso sí, si la avería persiste, es recomendable llamar a un especialista para que examine la avería y decida cómo arreglarla.

 

Trucos de fontanería

Trucos de fontanería sencillos

 

Malos olores

 

Los malos olores son muy desagradables ya que suben del desagüe e inundan toda la casa de mal olor. Muchas veces pensamos que el mal olor procede de un atasco, pero no siempre es así. Hay veces que el inconveniente está en el sifón que tiene forma de U.

Tienes que tener en cuenta que una de las partes del sifón, que se denomina como como inferior, tiene que tener un nivel mínimo de agua, que es el agua que ayuda a taponar los olores de la cañería. Si se llena de restos, el agua empezará a oler mal y de ahí vendrá ese mal olor que tanto molesta.

Este mal olor se puede solucionar muy fácilmente. Para ello solo tienes que desenroscar el sifón y limpiarlo a fondo. Esta simple acción debería ayudarte a acabar con los malos olores.

 

La cal

 

La cal es uno de los enemigos principales de los fontaneros, especialmente en los grifos de la cocina y en los grifos del baño. Ahora bien, existe un remedio casero buenísimo para acabar con la cal, el vinagre.

Si limpias por dentro los grifos con un poco de vinagre, eso sí, no demasiado, verás que se limpian por dentro y que la cal desaparece casi instantáneamente. Ahora bien, si la acumulación de cal es importante, por mucho vinagre que le eches eso no se solucionará. Para solucionar esto deberás llamar a un fontanero especialista.

 

Desatascar tuberías

 

Las tuberías se suelen atascar de forma frecuente debido al mal uso que les damos. Es por eso por lo que siempre es bueno tener algunos trucos debajo de la manga para eliminar esos atascos leves que se pueden producir en cualquier momento.

La solución más sencilla es realizarlo con un desatascador, además de que es la que mejor funciona. Tan solo tienes que comprar un buen desatascador y seguir las instrucciones que te indican. Es rápido y muy sencillo.

También existen soluciones basadas en la lejía, por ejemplo, pero son bastante agresivas, por lo que no se recomiendan. Siempre es mejor usar productos homologados y nada agresivos para garantizar una larga vida a las tuberías del hogar.

Para lo demás, lo mejor es contactar con un verdadero fontanero que sepa cómo arreglar la avería. Recuerda que los fontaneros expertos tienen un servicio 24 horas y que ellos, realmente, aplican esos trucos de fontanería que hacen que todo quede impecable y perfecto para seguir con la rutina diaria. Así que no lo dudes más y llama a un buen fontanero para eliminar cualquier avería de tu vida. ¡Llámanos, te estamos esperando!

Trucos de fontanería: arreglos sencillos en el hogar
Rate this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *