desatascar el fregadero

Cómo desatascar el fregadero de la cocina es una de nuestras mayores preocupaciones ya que si el fregadero no se lleva el agua correctamente puede provocar una pequeña inundación en nuestra cocina que nos estropee el día entero. Es por ello por lo que vamos a dar una guía para poder quitar ese atasco sin ningún tipo de problema y en un santiamén. Eso sí, nos referimos a pequeños atascos que se pueden causar por los restos de la comida, por ejemplo. Si creéis que es una gran avería lo que sufrís en vuestro fregadero lo mejor es contactar con un fontanero profesional de Aquífontaneros para que os ayude a solucionar ese contratiempo.

¿Qué debemos hacer para desatascar el fregadero de la cocina? Lo primero es intentar quitar o eliminar todo el agua que hay dentro del fregadero para poder determinar cuál es el problema que existe en nuestra cocina. Es importante revisar la boca del desagüe ya que muchas veces se trata de un problema de comida, es decir, que la comida se ha quedado al principio del desagüe al haber limpiado la vajilla después de comer y no deja que el agua se vaya como hace habitualmente.

Si después de vuestra revisión superficial determináis que no es ese el problema, puede ser que tengáis un desagüe lento debido a la suciedad que se acumula en las tuberías. Para solucionar esto debemos dejar que el agua se vaya primero para proceder con el remedio. Una vez se haya vaciado de agua el fregadero debemos coger una cacerola de agua hirviendo y echarla por el fregadero para que los alimentos se disuelvan correctamente y dejen pasar el agua por las tuberías. Claro está que también podemos usar los productos químicos que se venden en tiendas especializadas para realizar esta función, pero si os funciona con el agua mucho mejor.

Si aún así no conseguís desatascar el fregadero de la cocina, el siguiente paso es usar un desatascador de goma que se vende en droguerías especializadas. Su uso es muy sencillo y para ello debemos colocar la ventosa de goma en el desagüe y ejercer presión, seguidamente tiraremos del mango para atraer el tapón que atasca las tuberías hacia nosotros y olvidarnos del problema.

Si esto último no sigue sin funcionar, el remedio definitivo que podemos usar es el de introducir un alambre con la punta doblada en U para eliminar el tapón de la tubería. Claro está que también puede que no sea efectivo en nuestro fregadero, por lo que en este caso lo mejor es contactar con un profesional del sector para que nos ayude a desatascar el fregadero de la cocina rápidamente.

Una vez arreglada la avería lo mejor es cuidar el desagüe del fregadero para evitar los atascos en las tuberías y para ello hay que seguir unos pasos muy simples día a día. El más importante es el de no tirar restos de comida por el fregadero, incluyendo el café molido o el aceite ya que se pegan al interior de las tuberías al enfriarse y causan esos atascos indeseados, además de que el aceite contamina muchísimo el agua, por lo que no es recomendable tirarlo por ahí.

También es bueno usar el truco del agua hirviendo de vez en cuando para quitar los posibles restos que, inevitablemente, se quedan en las tuberías de la cocina. De este modo nunca se llegará a atascar y no tendremos que emprender la ardua tarea de desatascar el fregadero de la cocina. Por último, realizar una inspección con la ayuda de un fontanero cada dos o tres meses, como máximo, ayudará a mantener limpias nuestras tuberías.

 

Cómo desatascar el fregadero de la cocina
Rate this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *