arreglar un tubo de cobre

Las averías aparecen en el momento menos esperado, ¿No es cierto? Y estas averías pueden estropearnos el resto del día. Es el caso de las fugas de agua, que suelen aparecer cuando menos tiempo tenemos para llamar al fontanero. Es por ello por lo que hoy vamos a hablar de cómo arreglar un tubo de cobre en caso de una pequeña fuga.

Si vuestro tubo de cobre tiene un pequeño escape no deberíais tener ningún tipo de problema para poder arreglarlo vosotros mismos. Estas ideas son bastante rápidas de realizar y muy sencillas, así que os recomendamos tener siempre a mano este pequeño manual para arreglar estos desperfectos.

Cómo arreglar un tubo de cobre (Opción 1)

  1. El primer paso será cerrar la llave de paso de agua. Este paso parece bastante obvio pero, a veces, con las prisas y los nervios se nos olvida.
  2. Una vez cerrado el paso del agua deberemos marcar con un bolígrafo permanente dónde está esa pequeña fuga.
  3. Después de esto procederemos a colocar una abrazadera tapaporos metálica. El diámetro depende de nuestra tubería, así que a la hora de comprarla tenemos que tenerlo en cuenta. El acabado igual, dependiendo de nuestra tubería debemos escoger uno u otro.
  4. Con una llave de tipo allen soltaremos los tornillos de fijación de la abrazadera.
  5. Retiramos la goma que lleva en el interior y la colocamos en el tubo, así cubriremos el poro abierto en su totalidad.
  6. Encima de la goma tendremos que colocar las piezas metálicas exteriores del accesorio. Una vez colocadas las tenemos que unir colocando los tornilos de fijación y apretaremos con la llave allen.

Esta es una de las opciones que tenemos de arreglar una pequeña fuga de una tubería de cobre, pero no la única. Vamos a conocer una segunda opción que a algunos os puede parecer mejor.

Cómo arreglar un tubo de cobre (Opción 2)

  1. La segunda opción para poder arreglar una pequeña fuga que se produce en una tubería de cobre es sellar el poro abierto con una masilla de pegamento. Esta opción puede resultar un poco más económica y más rápida de realizar, pero no es la más recomendable.
  2. Después de colocar el pegamento, recomendamos repasar la superficie ligeramente con una hoja de lija especial para metales, así tendrá una mayor adherencia.
  3. Tendremos que dejar endurecer el producto el tiempo que nos indique el fabricante en las instrucciones antes de volver a abrir la llave de paso ya que, de otra forma, tendremos que volver a realizar todo el proceso de nuevo.

Estas son las dos opciones rápidas y económicas de las que podéis disponer para arreglar un tubo de cobre en uno de esos días en los que estáis tan ocupados que apenas podéis miraros al espejo. Eso sí, recomendamos llamar a un fontanero de Valencia, como los chicos de Aquifontaneros, para arreglar la avería cuanto antes ya que una fuga, por muy pequeña que sea, es una reparación que debe reparar un profesional en el menor tiempo posible.

¿Qué os parece? ¿Habéis reparado vosotros ya alguna fuga? ¿Os parece una labor complicada?

Cómo arreglar un tubo de cobre en caso de una pequeña fuga
Rate this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *