instalación del plato de ducha

El plato de ducha es un accesorio que ha ido ganando adeptos a lo largo de los años. Su comodidad y su tamaño hace que sea ideal para espacios bastante reducidos. Lo mejor de todo es que podemos optar entre un plato de ducha con base cuadrada o un plato de ducha con base triangular. Este accesorio compensa la falta de bañera y permite que nos duchemos sin que se moje el cuarto de baño.

Ahora bien, ¿Cómo se coloca? Su instalación es realmente sencilla por lo que posiblemente no necesitéis la ayuda de un fontanero. Claro está que no todo el mundo es un manitas de la fontanería. En ese caso los técnicos fontaneros en Valencia de Aquífontaneros están disponibles para todo lo necesario en la instalación del plato de ducha. De todas formas, vamos a explicar el paso a paso para colocarlo con nuestras propias manos.

La instalación del plato de ducha

Para la instalación se debe realizar una pequeña obra de albañilería. Si os veis capaces, también podéis hacerla vosotros mismos, sino lo mejor es contratar a un profesional del sector. El plato de ducha debe estar elevado para permitir la instalación de las tuberías de evacuación y en esto consiste esta obra.

Se debe construir un muro de apoyo y para ello será necesario contar con algún que otro material extra. En este caso estamos hablando de bloques de hormigón manufacturados, mortero de cemento, un recipiente y una paleta. El siguiente paso es marcar en el suelo el sitio que ocupará el plato y tender un hilo como guía. Esta pequeña guía servirá de referente para levantar ese muro. Con la paleta se deberá colocar el material siguiendo la marca fijada. Se debe hacer lo mismo con los bloques, que se asentarán sobre el mortero que se colocó en el suelo.

Si crees que es necesario haz un espacio en el bloque para dar paso a la cañería de evacuación y prolóngala hasta la altura por donde caerá la boca del desagüe del plato. Arma la salida del desagüe del plato de ducha ajustando la contraarandela y conecta también el sifón que no tiene que tener mucha profundidad. Asienta el plato sobre lo ya construido y fíjalo después de nivelarlo.

El último paso es recubrir la pared que se construyó con el mismo material que el resto del cuarto de baño. Espera 48 horas antes de usar el nuevo plato de ducha para no provocar un pequeño desastre.

Como veis es bastante sencilla la instalación del plato de ducha por lo que no tendréis que preocuparos en exceso. Eso sí, si necesitáis ayuda profesional no dudéis en contactar con nosotros. Os ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano de forma muy profesional. Nuestros años de experiencia avalan la profesionalidad con la que realizamos todos los servicios. No te darás cuenta de que un fontanero ha pasado por tu casa para instalar un plato de ducha. Todo quedará impecable, mejor incluso que antes de la obra.

Instalación del plato de ducha, cambiar bañera
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *